933370331 - 609586890 info@sunytravel.com

Iniciar Sesión

Registrarse

Una vez creada su cuenta, podrá hacer seguimiento del pago y confirmación de la reserva, así como realizar una valoración de ésta una vez realizada.
Nombre de usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellido*
Correo Electrónico*
Teléfono*
País*
* Al continuar con el proceso, significa que usted está de acuerdo con nuestros Condiciones de venta y Declaración de privacidad.

¿Ya eres usuario?

Iniciar Sesión
933370331 - 609586890 info@sunytravel.com

Iniciar Sesión

Registrarse

Una vez creada su cuenta, podrá hacer seguimiento del pago y confirmación de la reserva, así como realizar una valoración de ésta una vez realizada.
Nombre de usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellido*
Correo Electrónico*
Teléfono*
País*
* Al continuar con el proceso, significa que usted está de acuerdo con nuestros Condiciones de venta y Declaración de privacidad.

¿Ya eres usuario?

Iniciar Sesión

Cuaderno de bitácora día 3: Buceando entre pecios

Ya lo dice la canción, después de la tormenta siempre llega la calma y en nuestro caso, después de una noche movidita de travesía hacia el norte hemos amanecido en una especie de bahía en el Estrecho de Gubal con el mar como un plato.

A falta de la nocturna, hemos realizado tres grandes inmersiones en pecios, el Gianis D, el Marcus y el Carnatic. Los tres reposan en la pared trasera del arrecife dónde estamos amarrados nosotros en el Diamond Safaga junto al Diamond Explorer, el otro barco de españoles que viajan con Suny Travel esta semana realizando la ruta Gran Norte. Después del salto un resumen de cada una de las inmersiones 😀

Gianis D: No me apetecía bajar con cámara en esta primera inmersión, y me he arrepentido nada más sumergir la cabeza en el agua. El pecio está intacto, se conserva toda la estructura dividida en dos partes, entiendo que tras la colisión el barco se dividió de esta manera y fue a parar a los fondos del arrecife. Visitamos el interior del mismo con Vicente Vila como guía. En uno de los pasillos siento más que nunca la ingravidez que nos proporciona el buceo, el pecio está inclinado y al descender por el estrecho pasillo la sensación es indescriptible, volvemos al arrecife y continuamos hasta la otra mitad, ¡el barco tenía que ser enorme! Hay restos por todos lados y la vida de arrecife ha arraigado en cada centímetro cuadrado del mismo. Sin duda, con el perdón de muchos, para mi, el mejor pecio sin duda de todo el mar rojo (en los que he podido bucear hasta el momento)

Marcus: Pese a tener más vida que el Gianis D, no me ha impactado tanto. Con una profundidad de unos 25 metros hemos podido recorrer todo el pecio durante aproximadamente una hora. Junto a Sito, compañero de aventuras, hemos accedido a las bodegas del mismo, donde además de poder hacer alguna foto a la carga de azulejos que transportaba el barco, hemos podido acceder a la sala del timón seducidos por unos contraluces preciosos. Cuando suba las fotos entenderéis el porque 😉

Carnatic: El último pecio del día. Si bien es en el que mejor me lo he pasado por la posición del sol a la hora de hacer fotos el pecio en si no se conservaba tan bien como sus predecesores. Dividido en dos partes hemos podido bucear entre pasillos plagados de peces cristal y Platax que sin miedo han posado para nuestras cámaras durante minutos. No hemos tenido suerte con el pez rana, pero hemos disfrutado como niños con las posibilidades que nos daba la vida marina de arrecife y los corales, si algo podemos destacar de este pecio además de la vida que en él habita, es sin duda los contrastes de colores que nos ofrece sobretodo justo antes del anochecer cuando la luz lo baña de pleno y crea unos contraluces espectaculares.

Estoy aprendiendo mucho estos días de la mano de compañeros, Mark me está dando consejos sobre que hacer para obtener según que resultado. Pese a ser dos barcos con 40 buzos en total, los buceos están muy bien organizados, zodiacs para 4 personas que hace que entrar y salir del agua sea mucho más fácil y grupos de buceo reducidos. Esto hace y sobre todo en pecios, que podamos disfrutar de estas maravillas de forma exclusiva, sin prisas y tomándonos todo el tiempo del mundo para hacer las fotos y recorrer todos sus rincones, un diez para Vicente Vila por esa paciencia infinita, que somos muchos con cámara y se está dejando la piel para que podamos verlo y fotografiar todo. Os dejo, que nos reclama la nocturna. No vemos (leemos) mañana 😀

Publicación Original: 2 Little Divers

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡No te lo pierdas!

En esta sección encontrarás todo lo relacionado con nuestros viajes programados y salidas de grupo. ¡Sigue con nosotros el día a día de nuestros clientes!

¡Estamos en contacto!

Salidas Destacadas

Especial vida a bordo Komodo & Rinca en Español

Lo Mejor de Filipinas: Malapascua & Alona

Crucero especial Islas Similan